CUIDADO CON MANIPULAR EL VALOR DE LAS EXISTENCIAS

manipular las existencias

¡No MANIPULES las existencias!

Muchas empresas, y lo digo por experiencia, cada año contabilizan la variación de existencias en función de los beneficios obtenidos, de forma que acomodan el valor de dichas existencias a dichos beneficios obtenidos con el fin de pagar menos impuesto de sociedades. Hay que llevar mucho cuidado con dicha práctica, pues, nos podemos coger los dedos si tenemos una inspección y el inspector que nos toque detecta una variación significativa en los márgenes comerciales obtenidos por la empresa en los diferentes años. Del mismo modo si no realizamos una valoración realista de nuestras existencias nunca sabremos realmente nuestro verdadero resultado en la empresa.

Vamos a exponer diversos conceptos para poder explicar las circunstancias anteriores.

Variación de existencias

Variación: nuestra empresa se dedica al comercio al por mayor, y al final de cada ejercicio hace el recuento de todas las existencias que hay en el almacén, para determinar cuál ha sido su variación.

  1.  Si las existencias disminuyen respecto a las que había al final del ejercicio anterior, podrá computar un gasto en su contabilidad (ya que se han consumido existencias), mientras que si han aumentado deberá computar un ingreso.

Existencias finales. Alguien le ha dicho que algunas empresas que no se auditan (y por lo tanto son ellas mismas las que valoran su inventario) contabilizan unas existencias finales inferiores a las reales. De este modo disminuyen su resultado y pagan menos impuestos. Piensan que nadie se va a dar cuenta, a no ser que vayan expresamente a su almacén y hagan un recuento físico.

Un inspector detectará fácilmente que nos hemos inventado el valor de las existencias finales y que son incongruentes con los margenes comerciales declarados en anteriores ejercicios. No debemos caer en el mismo error. esta forma de actuar es fácilmente detectable por Hacienda.

Margen comercial

COSTE DE LAS VENTAS:   

Al modificar artificialmente el valor del inventario de la empresa, se modificarán los consumos reales de existencias que se han producido en el ejercicio económico. Cabe recordar que el coste de las ventas de cada producto lo podemos calcularf aplicando la siguiente fórmula:

COSTE DE LAS VENTAS = COMPRAS + VARIACIÓN DE EXISTENCIAS

MARGEN COMERCIAL:

Si modificamos el verdadero coste de las ventas, también estaremos modificando el margen comercial de nuestro negocio. Este margen será menor de forma artificial y puede que varíe significativamente respecto a los años anteriores. recuerda que el margen comercial son las ventas menos el coste de esas ventas 

Margen. Al modificar los consumos reales, también estará modificando el margen comercial de su negocio, que será artificialmente menor que el de años anteriores (el margen comercial son las ventas menos los consumos).

Si dicho cambio es poco significativo no tiene por qué ocurrir nada (es normal que haya pequeñas diferencias de un año a otro, en función de los costes o de la política de precios).

Sin embargo, si la diferencia es muy importante, Hacienda sabrá que algo no concuerda. Debes entender que Hacienda conoce también los márgenes obtenidos por otras empresas de su mismo sector y puede saber, por comparación con el margen habitual, si alguien está manipulando sus existencias.

Ejemplo

Inventario 

En el inventario de final del año 2015, las existencias reales de su empresa son de 480.000 euros, pero usted contabiliza sólo 380.000 euros.

Supongamos que una empresa presenta los siguientes datos referidos a sus existencias:

Concepto 2013
2014 2015 real 2015 ficticio
Existencias iniciales 350.000 420.000 385.000 385.000
Existencias finales 420.000 385.000 480.000 380.000
Gasto var. existencias -70.000 35.000 -95.000 5.000
Gasto compras 595.000 567.000 730.000 750.000
Coste de las ventas 525.000 602.000 635.000 755.000
Ventas 700.000 805.000 850.000 850.000
Margen comercial (1) 33,34% 33,72% 33,85% 12,58%

1. [(Ventas / Coste de las ventas) x 100] – 100.

Esta empresa pasará de tener un margen comercial cada año del 33% a tan sólo del 12% en el año 2015 y Hacienda se dará cuenta de que hay algo que no encaja.

Al revés tampoco 

Igualmente, si lo que queremos es reflejar un mayor resultado contable para así dar una mejor imagen de cara a los bancos y clientes, tampoco debemos declarar un valor de las existencias superior. Si actuamos de esa forma, los márgenes se incrementarán de un año a otro y también se verá que los datos han sido altrerados, con lo que el efecto será justo el contrario al buscado.

Si contabilizamos unas existencias finales diferentes a las que realmente tenemos en nuestra empresa para modificar los resultados obtenidos y en consecuencia pagar menos impuesto de sociedades, el margen comercial de la empresa sufrirá también variaciones y por lo tanto Hacienda, los bancos y los clientes se percatarán de ello sin mucha dificultad.

Saludos cordiales

Luis Manuel Sánchez

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: